Tarapoto: 10 ingresaron a la UNSM con documentación falsa

Lo que era obvio se cayó de maduro en la primera casa superior de estudios de nuestra región, y es que después de que hace algunas semanas se hiciera público el irregular ingreso de algunos malos estudiantes con documentos falsificados, por fin se emitió una respuesta desde la propia Universidad Nacional de San Martín.

Los estándares para filtrar la documentación que llega a la universidad nacional, parecen estar por los suelos, ya que, de 32 postulantes, fueron 11 los que ingresaron y de estos, 10 tenían documentación falsa.

Sin embargo, la casa superior de estudios, intentó justificar este grave descuido, aduciendo que las instituciones a las cuales les clonaron los documentos oficiales, se tardaron en responder para el respectivo cotejo.

«La oficina de admisión y el rectorado están recabando todos los documentos para las denuncias correspondientes», dijo Rossana Hidalgo Pozzi, Vicerrectora Académica de la UNSM, al programa En La Mira, que conduce el periodista Manuel Eyzaguirre.

Al ser cuestionada de como una universidad licenciada pueda verse envuelta en este tipo de escándalos, la Vicerrectora solo atinó a decir lo siguiente, “No se trata de prevenir un caso como este, todo proceso de admisión tiene sus comisiones y el hermetismo necesario para desarrollar sus plazos y horas, son situaciones que se dan y cuando uno lo detecta se tiene que actuar, no solo pasa en exámenes extraordinarios, también pasa en clases regulares”, dijo visiblemente nerviosa y balbuceando.

Respecto a la poca efectividad de la comisión de deportistas calificados para detectar estos casos, desde la UNSM indicaron que los tiempos muchas veces juegan en contra, “Ahora nos estamos contactando directamente con el instituto peruano del deporte para evitar este tipo de hechos”, refirió, aunque lo que se percibe detrás de todo este escándalo, es que el ingreso de estas personas con documentos falsos, no habría sido gratuito, ni un “descuido” como ahora pretenden hacer creer, sino que se trataría de una bien montada organización al interior de la universidad, que estaría traficando con el ingreso a través de esta modalidad, lo cual tendrá que ser debidamente investigado por las autoridades competentes.