Condenan a 25 años de prisión a madre e hija

La Corte Superior de San Martín, a través del Juzgado Penal Colegiado Supraprovincial de Tarapoto, condenó a madre e hija a 25 años de cárcel por el delito de trata de personas en agravio de dos hermanas, que en ese entonces tenían doce años y catorce años, en el distrito de Nueva Cajamarca.

En lectura de sentencia, el colegiado dispuso, además, el pago por concepto de reparación civil en S/20 000 a favor de las agraviadas.

El tribunal, en fallo unánime, sentenció a prisión efectiva a Luiz Merli Palacios Agreda y Margarita Reyna Agreda Lujan, quienes captaron a las menores con fines de explotación laboral y sexual, para inducirlas al trabajo de venta de cervezas y obligándolas a sostener relaciones sexuales.

Palacios Agreda y Agreda Lujan aprovecharon la situación de vulnerabilidad de las menores para someterlas al trabajo laboral y sexual, de dos a tres veces por semana, desde las 11 de la mañana, cuyos montos eran cobrados por las acusadas, según la Fiscalía.

Además, según las investigaciones, eran explotadas laboral y sexualmente mediante amenazas y violencia.

Según la acusación fiscal, las condenadas habrían captado a las menores en setiembre del 2009, cuando se trasladaron al caserío San Juan de Shanusi, Yurimaguas (Loreto) donde se entrevistaron con los padres de las agraviadas, ofreciéndoles mejores condiciones de vida para sus menores hijas.

Las ahora sentenciadas finalmente trasladaron a las agraviadas para que vivieran con ellas desde el caserío San Juan de Shanusi hasta Nueva Cajamarca (San Martín) instalándose en el bar de las acusadas, en Nueva Cajamarca, el 3 de setiembre de 2009.

La denuncia fue realizada el 16 de mayo del 2011 cuando las agraviadas huyeron del lugar donde eran retenidas, siendo auxiliadas y protegidas por algunos vecinos del lugar.

Finalmente, en entrevista única en Cámara Gesell, las menores narraron los hechos antes mencionados, abuso y explotación sexual a la que fueron sometidas por parte de Luiz Merli Palacios y Margarita Reyna Agreda, durante dos años.

La decisión de los jueces del colegiado, ante la pena impuesta, reafirman el compromiso de sancionar de forma enérgica y firme, y conforme a las normas penales, estos delitos graves que causan daño a las víctimas, generalmente menores de edad.

En los próximos días la Sala Penal Apelaciones de Moyobamba resolverá el recurso de apelación que fue presentado el pasado 4 de julio.