Nuevo director de DRASAM con graves cuestionamientos

A los calamitosos resultados obtenidos durante el primer semestre del 2023, en lo que al avance de la ejecución presupuestal en proyectos de inversión se refiere, y que ubican al Gobierno Regional de San Martín, en el puesto 21 del ranking publicado por el Ministerio de Economía y Finanzas, se suma que, sobre los nuevos funcionarios recientemente designados por el gobernador regional, pesan serios y graves cuestionamientos.
Mediante Resolución Ejecutiva Regional N° 312 – 2023 – GRSM/ GR, el gobernador Walter Grundel, designó a Mario Enrique Rivero Herrera, como nuevo director regional de Agricultura, quien asumió el cargo desde el 28 de junio del presente año en reemplazo de Roaldo López Fulca.
Rivero Herrera, se desempeñó como director ejecutivo en AGROIDEAS y AGRORURAL, justamente durante la gestión del hoy recluido e investigado por corrupción, expresidente Pedro Castillo. El flamante director regional de Agricultura, según consta en los archivos periodísticos de varios medios como Perú 21 y La República, estuvo involucrado en los cuestionados y fallidos intentos por la millonaria compra de urea, lo cual terminó perjudicando a miles de productores agropecuarios en todo el país, por las múltiples irregularidades detectadas por la Contraloría, que observaba el hecho de que se pretendía favorecer a empresas internacionales, sin la experiencia requerida y que además eran de reciente creación.
Pero ese no sería el único, ni mayor mérito del flamante director regional de Agricultura, sino que además por esta parte de la región San Martín, muchos productores cafetaleros se acuerdan muy bien de él, por haber sido el artífice de la desaparición de una de las más importantes cooperativas cafetaleras del Alto Mayo y la región San Martín, como era APAVAM, la cual terminó en la quiebra tras su paso de 4 años por la gerencia de dicha entidad.
Según los archivos periodísticos de los diarios de circulación regional, en el año 2014, el dirigente y productor cafetalero, Edy Cervera, salía públicamente a denunciar, que se había detectado un desfalco de más de 2 millones de soles, en la cooperativa APAVAM; y que se habían descubierto cuantiosas deudas con entidades bancarias, productos de préstamos que supuestamente debían llegar a los productores cafetaleros asociados, pero que nunca llegaron. Cervera, en aquel entonces responsabilizó directamente a Mario Rivero, quien ocupaba la gerencia general de dicha cooperativa por cuatro años, hasta que finalmente se declaró en quiebra y desapareció.
Al ser consultados, productores cafetaleros del Alto Mayo, que en su momento formaron parte de esta cooperativa, cuestionaron al gobernador regional, Walter Grundel, por haber designado en dicho cargo, a quien ellos consideran que les hizo un grave daño. “No entendemos cuáles son los criterios que ha utilizado el gobernador regional, para designar en dicho cargo a una persona tan cuestionada”, refirieron indignados los productores agropecuarios.
Durante su discurso, al iniciar su gestión, el gobernador regional, Walter Grundel, denunció que las gestiones anteriores habían mantenido en el olvido a la agricultura en San Martín, y que eso cambiaría durante su gestión, donde según aseguró, la agricultura tendría un papel protagónico y se trabajaría para ayudar a salir adelante a nuestros agricultores, sin embargo, en lo que va de los primeros seis meses de esta nueva gestión, no se han logrado reflejar resultados que por lo menos vislumbren una mejoría en este maltratado sector de nuestra economía regional.