Restos de administrador de hotel fueron trasladados a Chachapoyas

Luis Fernando Dávila Castañeda (44), administrador del Hotel Boca Ratón de Tarapoto, murió tras quedar con muerte cerebral y ayer domingo la familia decidió llevarse los restos a su natal Chachapoyas, en el departamento de Amazonas, para su cristiana sepultura.

Ayer en horas de la tarde fue retirado el cuerpo del joven de la morgue del distrito de Morales y fue velado en jirón Alegría Arias de Morey primera cuadra en las instalaciones del hotel donde laboró más de 10 años con la familia propietaria de la empresa.

Luis Fernando Dávila Castañeda, quedó con muerte cerebral, luego que el médico cirujano Carlos Larios Villasis, le hizo una mala intervención de una rinoplastia, quedando alojada una pinza en el cerebro y días después falleció.

Edwin Puerta Castañeda, amigo y considerado como un familiar de la víctima, manifestó que el joven se realizó una operación de rinoplastia no por lujo si no porque tenía un problema de respiración y en el oído, es por ello que se realizó la operación y lamentó la muerte repentina.

Puerta Castañeda, exige justicia y que las autoridades del Ministerio Público y policiales den con el paradero del médico para que pague con cárcel, porque este caso no debe quedar impune, resaltó.

Alberto Gutiérrez Castañeda, hermano de la víctima agradeció a la familia Puerta Valdez, por acoger en su empresa y por darle el aprecio y el cariño que siempre demostraba su hermano en vida.

Finalmente, los restos del joven fueron despedidos del hotel Boca Ratón de Tarapoto, para luego ser llevado en el vehículo fúnebre con destino a Chachapoyas para su cristiana sepultura.

La familia y los amigos estarán siempre atentos y siguiendo el caso para que este caso no quede impune.