Lanzan proyecto para producir cacao libre de deforestación

En la cuenca del río Huallaga hay más de 2,000 productores que están trabajando para producir un cacao de calidad excepcional y, al mismo tiempo, conservar los bosques de la región. Su labor se enfoca no solo en el sabor del producto, sino también en el trasfondo de su cosecha, buscando lograr una producción de cacao sostenible.

El pasado miércoles 21 de junio, en la ciudad de Juanjuí, perteneciente a la provincia de Mariscal Cáceres, en la región San Martín, se desarrolló el lanzamiento del proyecto «Conservando los bosques en el Huallaga central con una producción sostenible y climáticamente inteligente del cacao».

Esta iniciativa, que tendrá un impacto en 8000 hectáreas de bosque, es liderada por la cooperativa Acopagro y la ONG Solidaridad, con el apoyo y cofinanciamiento de la Alianza Empresarial por la Amazonía, una plataforma impulsada por USAID, el Gobierno de Canadá y Conservación Internacional, que promueve el desarrollo de negocios sostenibles en la Amazonía peruana.

Importancia del cacao

El cacao es uno de los productos más importantes del Perú y es símbolo para la región de San Martín. Por esta razón, la cooperativa Acopagro se compromete a impulsar esta cadena de producción y, aún más importante, a utilizarla como una herramienta para abordar la deforestación en la región.

Explicó que esto se logrará mediante la implementación de sistemas agroforestales y brindando la capacitación y asistencia técnica adecuada a los productores de cacao, aumentando en un 20% la productividad.

El proyecto tiene como objetivo conservar más de 8,000 hectáreas de bosque residual en las fincas, promover la certificación orgánica y el comercio justo, y cumplir con las nuevas regulaciones del mercado global en términos de conservación ambiental. Además, busca fomentar la inclusión de mujeres y jóvenes en el proceso productivo, proporcionando asistencia técnica inclusiva y capacitaciones en temas de género.

Durante la ceremonia de presentación, participaron el gerente general de la cooperativa Acopagro, Gonzalo Ríos; el gerente del Programa de Cacao de Solidaridad; el presidente del Consejo de Administración de Acopagro, Gilberto Rodríguez; y el gerente de Alianzas Público-Privadas de la Alianza Empresarial por la Amazonía, Ivo Encomenderos, entre otros representantes de diversas instituciones.

“Muchos aliados están aquí y estamos muy orgullosos de ello. Vamos a poner toda la fuerza para que este proyecto cumpla con los objetivos y haremos que nuestros socios productores, que ya conservan los bosques, se sigan fortaleciendo y capacitando para que, además de alcanzar la deforestación cero, garanticemos la rentabilidad y productividad de sus fincas”, afirmó Gonzalo Ríos, gerente general de Acopagro, quien agregó que ante un mercado que va cambiando es clave adaptarse, cambiar la estrategia, y fortalecer el modelo para hacerle frente a los nuevos retos.

Por su parte, Ivo Encomenderos, gerente de Alianzas Público-Privadas de la Alianza Empresarial por la Amazonía, en Conservación Internacional, expresó que “si en la gestión empresarial no incluimos la gestión social y ambiental no vamos a alcanzar la calidad que buscamos y no vamos a ser sostenibles. Son tres elementos inseparables, y modelos como este lo toman en cuenta”.

Como parte del evento se entregaron cinco motocicletas a los productores, lo que no solo mejorará sus condiciones de trabajo, sino que también marca el comienzo de una colaboración que beneficiará a más de 2,000 personas y contribuirá a mitigar los impactos del cambio climático.

La cooperativa Acopagro aseveró que se une al portafolio de la Alianza Empresarial por la Amazonía demostrando que el crecimiento económico y la sostenibilidad pueden avanzar juntos.