Ponen en marcha plan de arranque para combatir la deforestación

Con la aprobación de un conjunto de acciones de planificación y levantamiento de información se inició la ejecución del financiamiento para implementar la Fase II Actualizada de la Declaración Conjunta de Intención (DCI) para reducir las Emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) por deforestación y degradación de bosques (REDD+), suscrita por nuestro país con los gobiernos de Noruega, Alemania, Reino Unido y USAID (como observador).

Para ello se cuenta con USD 10 millones, a fin de fomentar el desarrollo sostenible en las zonas de intervención, principalmente en nuestra Amazonía.

El programa de arranque, aprobado en la primera sesión ordinaria de la Junta de Administración presidida por el Ministerio de Ambiente (Minam), incluye la conformación del equipo técnico hasta la ejecución de las acciones priorizadas del Plan de Implementación de la Fase 2 de la DCI Actualizada 2021-2025, cuya ejecución se desarrollará en tres años.

La reunión se efectuó con la participación de los ministerios del Ambiente, de Cultura y de Economía y Finanzas, así como de representantes de la Embajada de Noruega en el Perú, de los gobiernos regionales amazónicos, de Serfor y de los pueblos indígenas.

El equipo inicial se encargará de levantar información en territorio y desarrollar los documentos de gestión a largo plazo. Para tal efecto, se articulará con los gobiernos regionales y organizaciones indígenas, con quienes se identificarán las actividades prioritarias a nivel local, en el marco de la titulación de territorios.

Trabajo conjunto

Al respecto, la viceministra de Desarrollo Estratégico de los Recursos Naturales del Minam, Nancy Chauca, destacó la importancia de iniciar el trabajo en esta materia. «Es crucial tomar medidas rápidas para contar con las herramientas necesarias e impulsar la implementación de este proceso», resaltó, en su condición de presidenta de la Junta de Implementación.

Por su parte, Omar Corilloclla, director de Monitoreo y Evaluación de Profonanpe, explicó que el Plan de Arranque tiene una duración de 5 meses, dentro del cual se elaborarán los documentos de gestión y culminará con la aprobación del Plan Operativo Global y un Plan Operativo Anual, que servirán para definir la ruta de acción.

A su turno, el director ejecutivo de Serfor, Luis Alberto Gonzáles-Zúñiga, señaló que el objetivo de la DCI es combatir la deforestación y degradación de los bosques. “Para lograrlo, es necesario establecer prioridades fundamentales que permitan asignar los recursos que serán implementados a través de los gobiernos regionales, organizaciones indígenas y organizaciones sociales», acotó.