Solicitan políticas por un manejo forestal más inclusivo

Once federaciones indígenas de Loreto, Ucayali, Madre de Dios y otras regiones amazónicas arribaron en Lima para dialogar sobre las demandas y avances en la implementación de la Agenda Forestal Indígena (AFI). Se trata de un conjunto de políticas que las organizaciones indígenas consideran prioritarias para ser atendidas por el Estado.

La AFI tiene como objetivo impulsar mejoras en el manejo forestal comunitario de la Amazonía. Esta se ha trabajado con apoyo del proyecto Usaid Pro-Bosques y su implementación permitiría una participación más inclusiva de las comunidades en el manejo de los bosques comunales.

Los líderes indígenas se reunieron por dos días con autoridades nacionales para tratar temas de mayor urgencia de la AFI. Jorge Pérez, presidente de Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep), destacó la necesidad de resolver las multas impuestas a las organizaciones indígenas por depender de personas o empresas (“terceros”) en el aprovechamiento de recursos forestales.

“A la fecha existen más de 400 comunidades multadas, pero a los terceros (como los regentes) no se los hace responsables solidarios en este proceso”, dijo Pérez. Además, pidió la pronta creación de la Dirección General de Manejo Forestal Comunitario, dentro del Serfor, y que los regentes sean indígenas que conozcan la realidad de las comunidades.

Jorge Pérez, presidente de Aidesep, haciendo uso de la palabra.

Irene Pinedo, representante de la Confederación de Nacionalidades Amazónicas del Perú (Conap), señaló que desean encontrar una pronta solución al problema de las multas. Indicó que la actual situación impide que las comunidades se beneficien de iniciativas del Estado a favor del desarrollo de pequeños productores. Además, no cuentan con recursos para pagar las sanciones.

Por su parte, Héctor Cisneros, director del proyecto Usaid Pro-Bosques, resaltó la necesidad de generar evidencia en cada proceso de asistencia técnica brindada por la cooperación internacional. “Sabemos que el 37% de la madera movilizada en el país proviene de las comunidades y que más del 50 % de los terceros que tienen convenio con las comunidades desaparecen. Hay que usar esas evidencias para mejorar y construir sobre lo avanzado”, acotó.

En tanto, Hugo Rojas, coordinador general de la Unidad Funcional de Manejo Forestal Comunitario del Serfor, dijo que es necesario fortalecer la asociatividad, así como los negocios entre comunidades. Agregó que es crucial que cuenten con herramientas para transformar los productos no maderables en insumos a comercializar, para que dinamicen su economía.

Anunció que Serfor tiene la decisión de crear la Dirección General de Manejo Forestal Comunitario, conscientes de que una instancia jerárquica de esta envergadura es requerida para tener mayor impacto en las medidas para atender las demandas de las comunidades. Añadió que uno de los objetivos en esta organización es la construcción de un Programa Nacional de Manejo Forestal Comunitario que incluiría componentes de asistencia técnica y fortalecimiento de capacidades.