Vecinos de La Banda logran detener a sujeto

La inseguridad ciudadana sigue creciendo en la provincia de San Martín ante la inoperancia de las autoridades, el pasado fin de semana y pese a diversos hechos de sangre, una vez más la población en defensa propia tomó cartas en el asunto.

Un sujeto fue perseguido por los pobladores del jirón Maximiliano Murrieta, cuadra cuatro en La Banda de Shilcayo, inicialmente se pensó que el hecho delictivo era por robo, pero horas más tarde se pudo saber que fue descubierto intentando ultrajar a una menor de 16 años, en aparente estado de ebriedad.

Este presunto depravado fue identificado como Luis Fernando Cahusa Pinchi, quien permanece en la carceleta de la comisaría del distrito bandino, a la espera de la determinación de la fiscalía sobre su situación legal.

El mayor, Allan González, comisario de la jurisdicción, dio cuenta que, al momento de ser perseguido por los vecinos, Cahusa Pinchi intentó trepar una reja, pero todo intento fue en vano, y es que, debido al forcejeo, este cayó abruptamente y tuvo que ser trasladado al nosocomio más cercano.

Tras este hecho, la madre de la menor de 16 años que casi fue ultrajada, asentó una denuncia dando cuenta del intento de violación en horas de la noche del sábado 10 de junio.

Sin lugar a dudas la población no está en condiciones de estar esperando la reacción tardía de los políticos y tomará justicia con sus propias manos.