Simulacro de incendio en municipio de Tarapoto

Varios heridos y una persona atrapada fue el saldo de un simulacro de sismo, además, tras el “movimiento telúrico” se produjo un incendio en el interior de la Municipalidad Provincial de San Martín, los heridos tuvieron que ser trasladados hasta el punto de evacuación en la plaza de armas de Tarapoto, mientras que la Compañía de Bomberos llegó para controlar el siniestro y realizar el rescate de una persona que se encontraba atrapada por el fuego.

La Municipalidad Provincial de San Martín, en coordinación conjunta con la Compañía de Bomberos, Ejército, personal de brigada y los trabajadores municipales, participaron del simulacro multipeligro ante sismos y peligros asociados a nivel nacional.

La subgerente de Gestión de Riesgo de Desastres de la municipalidad provincial de San Martín, arquitecta Jacky Joseph Vargas, detalló sobre los resultados del simulacro de sismo en la comuna provincial y agradeció a las entidades públicas y privadas por la activa participación en la prevención ante cualquier desastre natural que podría suceder.

Además, dichas actividades se hacen tres veces al año y el primer simulacro multipeligro es para conmemorar a los más de 70 muertos que hubo en el año 1970, hace 53 años que ocurrió el desastre natural. El terremoto de Áncash de 1970, conocido localmente como el terremoto del 70, fue un sismo ocurrido el domingo 31 de mayo de 1970, a las 15:23, hora. Tuvo una magnitud de 7.9 en la escala de magnitud de momento y una intensidad de grado IX (violento) en la escala de Mercalli.

Fue sentido en toda la costa y sierra del departamento de Áncash y de las regiones limítrofes en el sur y norte. El sismo produjo el desprendimiento de un casquete de hielo y rocas del nevado Huascarán, lo que ocasionó un aluvión que sepultó la ciudad de Santo Domingo de Yungay y sus veinte mil habitantes.

Fue el sismo más destructor de la historia del Perú, no por la magnitud, sino por la cantidad de pérdidas humanas. Afectó a la región ancashina y a varias provincias de los departamentos de Huánuco, Lima y La Libertad, y dañó una extensa área de aproximadamente 450 km de longitud y 200 km de ancho de la costa y la sierra peruana.

Debido a esta catástrofe, en 1972, el Gobierno del Perú fundó el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci), el cual, además de preparar a la población para actuar durante un terremoto, conmemora el 31 de mayo con un simulacro de sismo a nivel nacional.