Tarapoto a merced de la delincuencia

A punta de disparos avezados marcas asaltan y roban a padre que iba con su niño.

Treinta segundos de terror, bastaron para que nuevamente los delincuentes hicieran de las suyas, esta vez en los exteriores de “Cinerama”, una las zonas con más movimiento en la ciudad de Tarapoto.

Eran las casi las siete de la noche cuando, Teodoro Saavedra Matta, quien se disponía a ingresar al Cine junto a su menor hijo, fue víctima de asalto por parte de avezados “marcas” que estaban al tanto del retiro que había hecho unos minutos antes en la agencia del banco BBVA, ubicada en la esquina de la Av. Alfonso Ugarte y el Jr. Tahuantinsuyo.

Los facinerosos cometieron el atraco, cuando el auto de Teodoro Saavedra se detuvo entre los jirones La Unión y Sinchi Roca. Ambos llegaron a bordo de un moto lineal, el maleante que iba atrás, bajó raudamente de la moto, abrió la puerta del auto, apuntó al conductor y lo obligó a bajar del vehículo, y echarse en el suelo, Tras observar que no llevaba consigo la mochila con el dinero, de inmediato se metió en la auto, y el cobarde hampón apuntó con su arma al menor de apenas 8 años que iba en la parte trasera del vehículo, a quien amenazó con su arma, para arrebatarle la mochila que contenía el dinero, tras lo cual antes de subir la moto donde le esperaba su compinche, efectuó algunos disparos a las llantas del auto, para evitar que los sigan.

“Fueron dos personas en una moto lineal negra, completamente encapuchados, nos redujeron, dispararon incluso a los neumáticos de mi automóvil, aparte de golpearme la cabeza”, señaló Saavedra Matta, quien se reservó a revelar el monto sustraído, aunque se presume que sería un monto superior a los 100 mil soles.

La violencia del asalto fue tal que tuvo como resultado una persona herida por una bala perdida, que de inmediato fue conducida al centro de salud más cercano.

Vecinos de lugar indicaron que nada se pudo hacer para reducir a los delincuentes, puesto que tenían armas de fuego y el hecho podría haber pasado a mayores. Personal de la Dinvincri, se constituyó inmediatamente a la zona para continuar con las diligencias de ley.