Familiares encontraron cuerpo atado de manos y pies

Un nuevo caso de asesinato se registró en la provincia de Yurimaguas, esta vez delincuentes desconocidos acabaron con la vida de un anciano, identificado como Jacobo Díaz Fernández (72), el mismo que trabajaba como guardián en la chacra de su hermano, de nombre Hilario Herrera Fernández, ubicado en el caserío Centro Chambira, por el sector de la carretera a Yurimaguas.

El anciano habría sido torturado, ya que su cuerpo fue encontrado sin vida ayer en horas de la mañana, atado de pies y manos junto a un árbol de la chacra, hecho que consternó a la población del lugar.

El septuagenario vivía solo en la chacra y se dedicaba a las actividades agrícolas; los familiares presumen que haya sido víctima de robo y luego lo asesinaron de la manera más cruel.

Hasta el lugar llegó la Policía y representantes del Ministerio Público para iniciar las investigaciones del caso y el levantamiento del cadáver para el traslado a la morgue de la ciudad. Mientras los familiares exigen a las autoridades para que investiguen y se halle a los autores de este asesinato.