Contraloría advierte irregularidades en proyecto de seguridad ciudadana

Proyecto elaborado en la gestión Bogarín tiene varias inconsistencias.

Siguen saliendo a la luz más estragos de la tan cuestionada gestión del exgobernador Pedro Bogarín, actualmente investigado por corrupción. Aparecen más irregularidades del proyecto de mejoramiento del servicio de seguridad ciudadana en el ámbito rural, en las 10 provincias del departamento de San Martín.

Este medio de comunicación ya había advertido anteriormente serias irregularidades en este proyecto, como el direccionamiento de la compra de 15 camionetas Pick Up 4X4, valorizadas en más de S/2 millones, a un proveedor impedido de participar en el proceso por ser parte del mismo grupo económico de otro postor participante y que fue beneficiado por el comité de selección en la gestión anterior del Gobierno Regional de San Martín, al suprimir un requisito que la empresa ganadora no cumplía.

Y es que este proyecto no pintaba bien desde la elaboración del expediente técnico, pues ahora, la Contraloría ha identificado múltiples deficiencias técnicas en él, como la falta de especificaciones técnicas que deberían tener las camionetas, la inconsistencia en la determinación de acciones a desarrollar en la ejecución de la primera etapa, la falta de un sistema integral y moderno de monitoreo de los vehículos, entre otras.

La Gerencia Regional de Control de San Martín realizó, del 18 al 21 de abril, una inspección física a seis de las 10 provincias de la región: Bellavista, Huallaga, Lamas, Mariscal Cáceres, Picota y San Martín, donde se constató 07 camionetas y 08 motocicletas con placas que no son concordantes con el tipo de unidades ni con la función para las que fueron destinadas, incumpliendo la normativa vigente.

Además de ello, 02 camionetas y 02 motos, no contaban con sticker de identificación distintivo de la institución a la cual pertenecen, hecho que pone en riesgo que las unidades móviles sean destinadas a otros fines, afectando el cumplimiento de los objetivos del proyecto, tal como sucedió a pocos días de la entrega de estos vehículos, cuando se encontró al irresponsable chófer de una de estas camionetas tomando cerveza plácidamente en compañía de otras dos personas en el parque de la Av. Aviación de Tarapoto.

Recordemos que las unidades están destinadas para optimizar el tránsito en zonas de difícil acceso, ya sea terrestre o fluvial, con el fin de poder patrullar de manera eficiente y proteger adecuadamente la integridad de las personas y brindar atención inmediata ante situaciones de emergencia.

También se constató que existen unidades móviles pertenecientes al proyecto que no cuentan con una libreta de control, situación que genera el riesgo de hacer un inadecuado uso de los bienes asignados, exponiéndolos a la perdida de garantía contra defectos de fabricación, la vida útil y el cumplimiento del objetivo del proyecto.